Rodrigo y Gabriela hechizaron con su música a los zacatecanos

  • Los ganadores del Grammy Award dieron muestra de su dominio del escenario y su capacidad para reinventarse con cada interpretación
  • El cineasta zacatecano Armando Navarro ofreció una conferencia sobre el cortometraje “Arkhé”
  • El vibrante sonido de Tepito resonó en la Plazuela Miguel Auza, gracias a la presencia del Sonido La Changa, de Ramón Rojo Villa

 

Zacatecas, Zac., 05 de abril de 2024.- El dúo mexicano de talla internacional Rodrigo y Gabriela deslumbró al público zacatecano con un impresionante concierto de rock acústico en la Plaza de Armas, marcando así el inicio de su gira por México en el marco del Festival Cultural por la Paz en Zacatecas (FCZ) 2024.

 

Con una maestría y potencia inigualables, Rodrigo y Gabriela hicieron vibrar a la audiencia con la fusión única de rock acústico, influencias latinas y flamencas, y demostraron aquí su exitosa carrera que ha trascendido fronteras y ganado el aplauso en los principales escenarios del mundo.

 

El público, cautivado por el contagioso ritmo y la destreza de los músicos, respondió con entusiasmo y aplausos a cada interpretación. Desde sus éxitos más recientes hasta covers de legendarias bandas, la dupla musical ofreció un repertorio diverso y apasionante.

 

Algunos de los temas interpretados fueron: “Diablo rojo”, “Vikingman”, “Hanuman” y “Echoes”, que resonaron con fuerza en la Plaza de Armas de Zacatecas, el máximo foro del FCZ 2024, dejando una impresión imborrable en el público zacatecano.

 

Con más de 20 años de carrera y siete álbumes en su haber, Rodrigo y Gabriela, ganadores del Grammy Award, demostraron su dominio del escenario y su capacidad para reinventarse con cada interpretación.

 

La conexión entre músicos y la audiencia fue palpable, con Rodrigo y Gabriela entregándose por completo y recibiendo el mismo fervor por parte del público de Zacatecas, de otros estados y países.

 

Su habilidad para fusionar ritmo y melodía sin necesidad de percusión ni voces adicionales fue verdaderamente impresionante, creando un sonido acústico característico que cautivó a todos los presentes.

 

Este concierto de Rodrigo y Gabriela no sólo fue un espectáculo musical de primer nivel, sino también una experiencia única que celebró el talento y la creatividad de estos destacados artistas mexicanos.

 

Antes, en rueda de prensa, hablaron de su compromiso con la música, del tema de paz que en esta edición lleva el Festival Cultural de las y los zacatecanos, así como de la evolución que han tenido a lo largo de su carrera en la música.

 

En este mismo contexto del Festival Cultural por la Paz en Zacatecas, dentro del programa de la Cineteca Zacatecas, el reconocido cineasta zacatecano Armando Navarro compartió su experiencia y conocimientos en una conferencia sobre su cortometraje “Arkhé”, y su participación en uno de los festivales de cine más importantes de la actualidad.

 

Este evento, que tuvo lugar en la Cineteca Zacatecas, brindó a los asistentes la oportunidad de sumergirse en el mundo del cine a través de sus ojos y experiencia. Con su cortometraje “Arkhé”, Navarro exploró temas profundos y cautivó a la audiencia con su visión única y creativa.

 

Durante la conferencia, Navarro compartió detalles sobre el proceso de creación de “Arkhé”, desde la concepción de la idea hasta la realización y la presentación en festivales de cine.

 

Además, ofreció una mirada íntima a su experiencia en uno de los festivales más prestigiosos del mundo del cine, brindando valiosas ideas y consejos para aspirantes a cineastas y amantes del cine por igual.

 

La noche de Festival culminó con el vibrante sonido de Tepito, que resonó en la Plazuela Miguel Auza durante una noche llena de ritmo y alegría, gracias a la presentación del Sonido La Changa, de Ramón Rojo Villa, quien llevó la esencia y la energía de los barrios de la capital del país directamente al corazón de la ciudad de Zacatecas.

 

Con sus contagiosos ritmos y su estilo único, Ramón Rojo Villa hizo que las y los zacatecanos convirtieran el espacio en una gran pista de baile al son de la música popular de los barrios de la Ciudad de México, transformándose en un escenario de celebración y hermandad, donde la diversidad cultural se unió en un ambiente de paz y armonía.

Author: insitu

Share This Post On

In Situ Noticias